Inspección técnica de estanterías

Estanterías Madrid estanteriías en perspectiva inspeccion tecnica
  • Revisión anual.
  • Validación de estanterías.
  • Colocación de carteles de carga.

Mejora en la seguridad del almacén. Reducción de riesgos. Asesoramiento técnico.

Haga de su almacén un sitio más seguro y eficiente.

El uso de carretillas y otros equipos de manutención pueden dañar las estructuras y causar accidentes dentro del almacén. Para mantener la seguridad en un almacén, es imprescindible realizar inspecciones periódicas que verifiquen el buen estado de las estanterías.

Los técnicos cualificados de Estanterías Madrid se encargan de inspeccionar y emitir certificados de estanterías de acuerdo con la norma UNE-EN 15635.

La normativa: responsabilidades del usuario

  • La norma UNE-EN 15635 “Almacenaje en Estanterías Metálicas. Uso y Mantenimiento del Equipo de Almacenamiento” responsabiliza al usuario del almacén de la realización de una inspección anual de la instalación por parte de personal externo cualificado.

    Principales puntos a destacar de la norma UNE-EN 15635:

  • Inspecciones por un experto: una persona competente técnicamente deberá realizar inspecciones en intervalos de no más de 12 meses. Se elaborará y entregará un informe escrito con las observaciones y las propuestas de eventuales acciones a realizar.

    Placas de características

  • Deberán estar situadas en lugares claramente visibles y ser inspeccionadas para comprobar que la información que contienen corresponde con la instalación real.
  • Obligación por parte de la empresa usuaria de nombrar a una persona responsable de la seguridad de los equipos de almacenaje.
  • Elaboración de un plan de inspecciones periódicas.

    Plan de inspección

Nuestros técnicos especializados realizarán la inspección técnica de las estanterías (ITE) en los siguientes puntos:

  • Estado general de las estanterías.
  • Buen estado e idoneidad de las paletas.
  • Correspondencia de los niveles de la instalación con los indicados en el plano.
  • Adecuación de las unidades de carga a las estanterías.
  • Existencia y ubicación visible de las placas de características.
  • Existencia y necesidad de las protecciones de los puntales.
  • Las tolerancias y deformaciones de las estanterías no superen ciertos límites.
  • Identificación con etiquetas adhesivas de elementos en mal estado.
  • Notificación de posibles riesgos de la instalación y eventual necesidad de descargar de forma inmediata módulos o niveles.
  • Realización de las maniobras de forma correcta por parte de los operarios.
  • Orden y limpieza en los pasillos.
  • Colocación de carteles de carga.

Apueste por nuestra experiencia.
Destacado